Dossier temático de Cuadernos de Música Iberoamericana: “Música y esfera pública”

Convocatoria para la recepción de artículos, volumen 30, 2017. Dossier temático “Música y esfera pública”, coordinado por Alberto Hernández Mateos. La revista Cuadernos de Música Iberoamericana inicia su tercera década de existencia y renueva sus contenidos con la inclusión de un dossier temático junto a su habitual sección de artículos libres. Con esta iniciativa, la publicación pretende […]
ICCMU
21 de abril de 2017

Convocatoria para la recepción de artículos, volumen 30, 2017.

Dossier temático “Música y esfera pública”, coordinado por Alberto Hernández Mateos.

La revista Cuadernos de Música Iberoamericana inicia su tercera década de existencia y renueva sus contenidos con la inclusión de un dossier temático junto a su habitual sección de artículos libres.


Con esta iniciativa, la publicación pretende dar una nueva articulación a su índice y, al mismo tiempo, incentivar el debate teórico en nuestra comunidad académica. Para inaugurar esta nueva sección, se ha elegido como elemento aglutinador de los artículos la noción de esfera pública (Öffentlichkeit). Este concepto (equivalente al término histórico publicidad y también traducible como vida pública) acuñado por Jürgen Habermas en Strukturwandel der Öffentlichkeit (1962), se difundió a partir de los años ochenta gracias a las traducciones de este texto al francés (1978) y al castellano (1981). Sin embargo, fue la traducción al inglés (1989) la que convirtió al concepto en una herramienta de análisis que, en estrecha ligazón con la idea de opinión pública, ha sido empleado con profusión en el marco de la historia cultural. De acuerdo con Habermas, la esfera pública es un espacio conceptual, ajeno a los poderes establecidos (fundamentalmente el Estado), en el que los individuos particulares pueden debatir libre y racionalmente. Vinculado a la emergente burguesía, que detenta el poder económico pero aún no ha conquistado el poder político, este espacio surge en la Europa del siglo XVIII, en lugares como los cafés, los clubes, las logias masónicas y los conciertos públicos. En estas instituciones queda disuelta de facto la jerarquía social del Antiguo Régimen en pos de un trato igualitario entre individuos libres que acaban por configurar el público, entendido como el conjunto de sujetos que tienen acceso a la cultura y pueden expresar sus pensamientos de un modo racional. Estos se expresarán, ante todo, en textos impresos (periódicos, panfletos, libros), artefactos que según Habermas representan la marca decisiva de la esfera pública y que constituyen el vehículo a través del cual toma cuerpo la opinión pública, erigida en autoridad soberana y con un carácter estable, único y ajeno a prejuicios y pasiones.

En los últimos años se han cuestionado ciertos aspectos del modelo habermasiano de esfera pública. De manera particular, se ha relativizado el carácter exclusivamente burgués de este espacio conceptual, habida cuenta del importante papel jugado en sus inicios por grupos sociales como la aristocracia y el clero. Por otra parte, el enfrentamiento con el Estado, que para Habermas constituye uno de los rasgos definidores de la esfera pública, se contradice al constatar las relaciones de colaboración que se dieron con frecuencia entre estos dos ámbitos. Asimismo, las rígidas divisiones entre lo público y lo privado han sido suavizadas en sucesivos trabajos sobre el concepto, mientras que otros autores han evidenciado la multiplicidad de los públicos. Finalmente, desde una perspectiva cronológica, diversos análisis han puesto en duda que los debates sobre cultura necesariamente deban anteceder a los de índole política, como sugería el pensador alemán.

Este conjunto de críticas al modelo habermasiano han dado lugar a definiciones más flexibles y menos dogmáticas del concepto de esfera pública que, sin embargo, no cuestionan su núcleo teórico. Prueba de ello son los numerosos trabajos historiográficos y musicológicos que, en los últimos años, se han servido de las herramientas enunciadas por Habermas como método ineludible para analizar fenómenos culturales que tienen el espacio público como campo de acción. Sin embargo, en el seno de las musicologías ibéricas y latinoamericanas no se ha producido una plena asimilación de este marco teórico, que ha aparecido solo de manera tímida y limitada en algunos trabajos aislados.


La presente convocatoria aspira a paliar estas carencias y anima a presentar trabajos de reflexión y casos de estudio que apliquen la noción de esfera pública al contexto iberoamericano de los siglos XVIII a XXI. Los artículos podrán tratar sobre, aunque no estarán limitados a, los siguientes temas:

  • La música en la definición de la esfera pública: espacios e instituciones
  • El papel de la música en la formación del público y en la creación de la opinión pública
  • Las bases sociales del público musical
  • Las comunidades de oyentes y la construcción del público musical
  • La música y su circulación en la esfera pública
  • El debate sobre la música en la esfera pública
  • La función de música en la (re)definición de los límites entre lo público y lo privado
  • El poder político frente a / junto a la música en la esfera pública
  • Públicos líquidos: la articulación del público musical en un contexto digital y global

Ajustadas a las normas editoriales y al ámbito temático de la revista, las propuestas de artículos para el dossier deben enviarse, antes del 16 de julio de 2017, a cuadernos@iccmu.es. Tras la aprobación de su publicación previa revisión mediante el sistema de doble ciego, el coordinador del dossier puede solicitar modificaciones en los textos para ajustarlos con el contenido general de la sección. Para el dossier serán seleccionados un máximo de cuatro artículos. Además de su impresión en papel, el número será editado electrónicamente por el Portal de revistas científicas complutenses, de acceso libre.