Archivos

  • 002.agua_azucarillos_y_aguardiente

Agua, azucarillos y aguardiente. Pasillo veraniego en un acto

5,0025,00

Leer más

Agua, azucarillos y aguardiente. Pasillo veraniego en un acto (PDF)

Agua, azucarillos y aguardiente. Pasillo veraniego en un acto (PDF) Consultar disponibilidad
Agua, azucarillos y aguardiente. Pasillo veraniego en un acto 25,00

35 disponibles

Introducción (Federico Chueca) 5,00

Agotado

Introduction (Federico Chueca) 5,00

Agotado

Cuadro primero (Federico Chueca) 5,00

Agotado

1. Preludio (Federico Chueca) 5,00

Agotado

1bis. Instrumental (Federico Chueca) 5,00

Agotado

Cuadro segundo (Federico Chueca) 5,00

Agotado

2. Coro de niñeras: Tanto vestido blanco… (Federico Chueca) 5,00

Agotado

3. Coro de barquilleros: Vivimos en la ronda de Embajadores… (Federico Chueca) 5,00

Agotado

4. Vals: Yo te adoro mi dulce ilusión… (Federico Chueca) 5,00

Agotado

5A. Mazurka: Ya es más de la una y media… (Federico Chueca) 5,00

Agotado

5B. Panaderos: Ya está ahí la Manuela… (Federico Chueca) 5,00

Agotado

5C. Cuarteto: Vamos a ver ¿qué ha pasao?... (Federico Chueca) 5,00

Agotado

5D. Pasacalle: Pa que veas, Manuela, lo que es Vicente… (Federico Chueca) 5,00

Agotado

6. Final (Federico Chueca) 5,00

Agotado

SKU: 9788480482257-000000 Categoría:

Información adicional

Autores Federico Chueca (Compositor)
Autores Miguel Ramos Carrión (Libretista)
Autores Benito Lauret (Editor crítico)
Año 2010
Título Agua, azucarillos y aguardiente
Personajes Asia, soprano; Pepa, soprano; Manuela, mezzosoprano; Doña Simona, mezzosoprano; Lorenzo, barítono; Vicente, barítono; Serafín, tenor; Don Aquilino, actor; el Gachó del arpa, soprano o tenor; Guardias; Señá Tomasa; Coro.
Plantilla Piano.
Colección Música Hispana. Partituras
Serie A. Música Lírica. Canto y Piano
Número 2
Edición 2.ª edición
ISMN 9788480482257
Páginas 109
Tamaño 17x24 cm
Peso 0.384 kg

Descripción del producto

Federico Chueca Robles (1846-1908) es uno de los creadores líricos más destacados del siglo XIX y figura central del género chico. Considerado por muchos como el más madrileño de los compositores de zarzuela, su obra se enraíza en un Madrid, cuya alma supo captar, como ningún otro autor, y en el espíritu de Barbieri, quien siempre lo consideró su heredero. Agua, azucarillos y aguardiente, estrenado el 23 de junio de 1897 en el Teatro Apolo de Madrid, es un sainete lleno de vida y colorido, una visión amorosa de los barrios bajos madrileños. Este “pasillo veraniego”, junto a La Gran Vía, Cádiz, El año pasado por agua y El bateo, sitúan a Chueca en el lugar de los elegidos dentro de la historia de nuestro teatro lírico.