Proyecto Didone

Las fuentes de la música absoluta: Rastreando las emociones en la ópera italiana del siglo XVIII

La creencia de que “el fin de la música es mover los afectos humanos” (Descartes, Compendium musicae) ha sido un tema central en el pensamiento musical europeo desde Platón. La ópera se inventó para recuperar el poder de la música antigua con el fin de mover el corazón humano y su historia es una exploración permanente de la capacidad de la acción, las palabras y la música para transmitir emociones. En el siglo XVIII se consolidó un nuevo tipo de ópera inspirada en la teoría de las pasiones humanas de Descartes, cuya preocupación principal era la de expresar las emociones del personaje a medida que iban cambiando en el transcurso de la acción dramática. El medio expresivo clave era el aria col da capo, donde se representaba una pasión única y distinta, como una píldora concentrada de significado emocional. El corpus ideal para estudiar este tema lo componen las 900 óperas con música de 300 compositores basadas en los 27 libretos de Pietro Metastasio (1698-1782) que contiene un catálogo muy completo de emociones en la música, lo cual nos proporciona una oportunidad única para examinar convenciones que definieron la expresión y el significado de la música durante más de un siglo, allanando el camino para el surgimiento de la música instrumental “absoluta”, independientemente de cualquier otra forma de arte.

El proyecto DIDONE presenta un enfoque innovador para revelar estas convenciones: la creación de un corpus de 4.000 arias digitalizadas a partir de 200 partituras de ópera basadas en los ocho dramas más populares de Metastasio, que se analizarán utilizando métodos tradicionales y la tecnología informática de big data. El análisis comparativo de docenas de diferentes configuraciones musicales de los mismos libretos revelará cómo los compositores correlacionan circunstancias dramáticas y emociones específicas con distintas características poéticas y musicales. Los resultados se aplicarán a tres campos principales:

1.- Actuación de ópera;

2.- Análisis e interpretación de otros tipos de música y

3.- Composición en varios escenarios, desde bandas sonoras de películas hasta creación por Inteligencia Artificial.

Se diseñará un festival de ópera para recuperar y difundir este repertorio hasta ahora ignorado, que fue esencial para definir la identidad musical europea.